Choose language: de en fr

Turbidímetros

TB 300 IR

TB 300 IR

El turbididez se determinación Nefelométricamente según la norma DIN 7027 (luz dispersa 90°). La fuente luminosa de infrarrojos permite la medición de pruebas coloreadas y no coloreadas.

Lovibond TB 210 IR width=

TB 210 IR

Turbidímetro CheckitDirect con fuente luminosa de infrarrojo. El compacto turbidímetro CheckitDirect Lovibond por infrarrojos ha sido concebido para análisis rápidos y exactos “insitu”.

TB 250 WL

TB 250 WL

El TB 250 WL está concebido tanto para la utilización móvil como también para la medición de enturbiamiento en el laboratorio.

La medición de turbidez

El término general “turbidez” se utiliza para describir el aspecto turbio o lechoso de pruebas líquidas o medios sólidos como agua (potable, mineral, de baño o residual), bebidas (cerveza, vino o zumos) o cristal de ventanas (vidrio opaco).

En términos analíticos, la turbidez es producido por partículas de diferentes tamaños, que absorben o dispersan la luz, produciendo el característico aspecto lechoso de la prueba. La turbidez es producido por sustancias en suspensión como lodo, cali, levadura o microorganismos. En otros tiempos se intentaba analizar la turbidez por medio visual. Así, por ejemplo, las llamadas unidades “Jackson Turbidity Units (JTU)” estaban basadas en una cantidad definida de ácido silícico, procedente de tierras diatomeas en agua.

La turbidez se medía con el turbidímetro de vela Jackson, un aparato con un recipiente de cristal y una vela el cual permitía la  comparación visual de la suspensión con la solución de ácido silícico. Hoy en día, es todavía usual para la determinación de turbidez utilizar un disco opaco hecho de bronce. Dicho disco se sumergirá  en el agua mediante una cuerda hasta su desaparición. La turbidez se calcula según la profundidad de inmersión de dicho disco.

El fenómeno la turbidez se mide hoy en día por medio de aparatos opto-electrónicos. La prueba es iluminada por luz artificial emitida por una fuente luminosa con intensidad conocida. Las partículas suspendidas dispersan o absorben la luz. Turbi PrinzipLa luz dispersa es analizada por un foto detector. La luz dispersa se suele analizar en un ángulo de 90°. A este principio se le llama Nefelometría. Un nefelómetro es por tanto un turbidímetro que mide la luz dispersa en un ángulo de 90°. Las resultados se recogen en NTU (Nephelometric Turbidity Unit). Para obtener resultados definidos y reproducibles, los turbidímetros se calibran y ajustan por medio de una solución de formacina (estándar de referencia).

Los resultados de estos aparatos se proporcionan en unidades FNU (Formacine Nephelometric Units). Los resultados de los aparatos que miden por el principio de luz transmitida se dan en FAU (Formacine Attenuation Units). Existen internacionalmente 2 estándares acepados para la determinación de turbidez. EN ISO 7027, “Calidad del agua. Determinación la turbidez” describe todas las posibilidades para la determinación de turbiedad.

Todos los métodos opto-electrónicos requieren fuente luminosa de luz infrarroja. Con ello es posible el análisis de pruebas coloreas. El método americano EPA 180.1 “Determination of turbidity by nephelometry“ describe solamente el método nefelométrico (luz dispersa) con la llamada fuente de luz blanca (lámpara halógena de wolframio).