Agua de refrigeración

El control y tratamiento del agua en los circuitos de refrigeración previene la corrosión, la proliferación bacteriológica y reduce la presencia de contaminantes que puedan formar depósitos. Sin una correcta gestión del circuito, los biofilms que se forman en los circuitos de refrigeración sirven como elemento de crecimiento para distintas bacterias, incluyendo la Legionella.
Las aplicaciones más habituales de estos circuitos incluyen refinerías de petróleo, plantas químicas y sistemas de aire acondicionado en edificios.
Artículos por sitio