Control de desinfectantes

La desinfección es habitualmente la última etapa del tratamiento de aguas potables y residuales y puede ser la más importante.
El objetivo de la desinfección es eliminar organismos patógenos, incluyendo los que causan cólera, tifus, hepatitis y otras enfermedades de origen bacteriológico,  vírico o parasitario.
Se utilizan distintos medios de desinfección en el mundo, entre los más populares están la cloración, el uso de luz UV y la ozonización.
Artículos por sitio