Control de agua de piscina

Cuando el agua de una piscina está equilibrada, tiene los valores correctos de pH, alcalinidad total y dureza cálcica. El agua en una piscina cambia constantemente; todo, desde el tiempo, la cantidad de bañistas o cualquier otra cosa que entre en contacto con el agua tiene un efecto sobre ella.
Una rutina de control sobre los parámetros clave de la calidad del agua ayuda a mantener la piscina segura y en condiciones de disfrutar el baño. Esta rutina también sirve como herramienta de ahorro de tiempo y costes en el mantenimiento de la piscina.
Artículos por sitio