Tratamiento de aguas residuales

Las aguas residuales municipales son un subproducto del uso del agua en procesos domésticos, comerciales, industriales o agrícolas. El cumplimiento de los estándares de calidad para efluentes de aguas residuales es un desafío para plantas de tratamiento en todo el mundo.
El alcantarillado recoge aguas residuales sin tratar de una multitud de orígenes y las lleva hasta una planta de tratamiento. Este tratamiento incluye procesos mecánicos, biológicos y químicos para eliminar no sólo los materiales sólidos si no también contaminantes orgánicos, nitrógeno y fósforo del efluente antes de poder vertirlo al medio o de su reutilización.
Disponer de un sistema consolidado para la recolección y tratamiento de estas aguas es un factor clave para una correcta salud pública.
Los estándares de regulación así como su supervisión son diferentes en distintas zonas del mundo. Muchos países siguen las guías de la Organización Mundial de la Salud. Otros criterios más rigurosos se aplican en la Unión Europea, los Estados Unidos y otros países desarrollados.
Artículos por sitio