Medidores de turbidez

Las partículas diminutas no sólo enturbian el agua, sino que también pueden causar daños a las personas y a los materiales. Por consiguiente, es esencial la vigilancia continua de la turbidez, especialmente para el agua potable, pero también para el agua industrial y de procesos. Esto requiere un equipo profesional que cumpla con las diversas normas y que ofrezca resultados fiables. La atenuación de la intensidad de la luz en la muestra de agua por las partículas de turbidez se suele medir utilizando luz dispersa y tecnología de infrarrojos. Lovibond® proporciona varias soluciones para una amplia gama de requisitos, aplicaciones y parámetros. Desde el TB 211 IR hasta el TB 250 WL y el TB 300 IR, nuestros turbidímetros pueden ser utilizados en el laboratorio o en el móvil, pero sobre todo son seguros y fiables.