Pruebas de cubetas

No hay que dosificar ni mezclar con exactitud, ni entrar en contacto con sustancias peligrosas: El uso de las pruebas con cubetas es un juego de niños para todos sin excepción. Basta con añadir el líquido de la muestra, introducir la cubeta en el dispositivo de medición y el análisis del agua puede comenzar, también de forma automática a través del código de barras. El reactivo provoca una decoloración en el líquido de la muestra, que es literalmente iluminada por el dispositivo de medición. Esto permite determinar la concentración del parámetro examinado.

D

H

P

R